Como detener una pelea de perros

Cuando sacamos a pasear a nuestras mascotas es común durante el trayecto que nuestros perros interactúen con otros. En estos momentos  de socialización diferentes factores pueden influir en estos encuentros ocasionando una pelea o disputa.

Dichas disputas pueden poner en peligro la vida de tu mascota o la de otras. Para saber que hacer frente a una situación de conflicto entre perros lo primero que debes saber son las posibles causas.

Razones por las cuales puede iniciar una pelea:

Dominancia: Este comportamiento es natural en todos los animales. La necesidad de ser el líder y establecer una posición puede terminar en una pelea.

Mostrar los dientes  y morder son algunas de las formas en la que los perros definen y establecen su dominancia.

Normalmente las peleas se generan entre perros del mismo género, ya que las hembras naturalmente no están en predisposición de pelear contra un macho.

Perra en celo: La disputa por ser quien logre aparearse con la hembra puede desatar una pelea. Los machos usualmente muestran sus dientes e incitan a la confrontación  para demostrar a la hembra su fuerza y dominación.

Invasión del espacio: Esto sucede principalmente cuando el perro es muy territorial en su hogar. La llegada o visita de un perro desconocido puede llevar a la agresión. De igual forma pueden ser posesivos con su comida y juegos por lo que compartir no es una opción.

Defensa del dueño: Existen perros que son sobreprotectores con sus dueños, celosos y dominantes. El acercamiento de otras mascotas puede generar impulsos agresivos.

Entrenados para pelear: Desafortunadamente existen personas que adquieren perros para las peleas e intimidación. Estos perros desde cachorros han sido sometidos a diferentes situaciones donde se les enseña la defensa y agresión hacia otros perros e incluso personas.

 

Qué debes hacer

• Primero identifica si la pelea  es realmente peligrosa o si es tan solo una acción natural de convivencia entre los perros. No es necesario encender alarmas cada vez que se muestran los dientes o hay algún gruñido. Permite primero que resuelvan sus problemas según su instinto.

Si efectivamente es una situación que pone en peligro la vida de ambos perros puedes intentar lo siguiente:

• Mantén la calma: gritar y hacer sonidos fuertes puede empeorar la situación y alterar más a los perros.

• No los golpees o patees: Esto nunca funciona, solo permite que la situación se salga más de control maximizando la agresividad del perro.

• Ejerce presión con tus dedos sobre las mejillas del perro, de esta forma lograrás que este mismo se muerda y se detenga.

• También puedes intentar jalar el collar. Si no se detienen a los primero jalones detente ya que puedes hacerle daño a su tráquea.

• Puedes intentar también  tomando a los perros de las patas traseras con la ayuda de otra persona. Esto debe realizarse simultáneamente, los dos dueños deben sujetarlos y levantarlos a la vez.

• Otra opción es levantarlos por el pelaje, ya que cuando se levantan del suelo se sienten inseguros y se detendrán.

Recuerda que estas opciones son solo de extrema emergencia, la prevención es la mejor forma para evitar la agresión, de aquí la importancia de establecer tu dominancia como dueño. Debes educarlo desde cachorro a que te obedezca y de esta forma podrás controlar cualquier tipo de situación ya que el seguirá tus órdenes.

• Si no confías en tu mascota mejor no la sueltes: Si tu mascota tiene un temperamento agresivo siempre que lo llevas a exteriores e incluso si recibes visitas, usa la correa.

Fuente universomascotas.co

yo te cuido tu perro

Deje un texto de respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *